Fondo, Historia General

-INFORMACION GENERAL

Ximena Trujillo

Triantafilus Stachtaris

Sofia Noriega

 

Lo que se narra en libros queda muy circunscrito a Santa Caloma, y más aun, al barrio y parroquia de Fondo. Pero esta experiencia se entenderia mal si se perdiese de vista el marco global de la sociedad y de la iglesia en el que la parroquia y la ciudad estaban inmersas.

Plano

En la decada de despues del año 1965 el franquismo era plenamente y vigente. Esto quirere decir que la sociedad se hallaba privada de la democracia y que no existian las libertades individuales y colectivas. Solo la iglesia, como consecuencia de haber participado en la Guerra Civil al lado de Franco, disfrutaba de privilegios. Reconocida la religion catolica como official en toda España, el Régimen la colmó de honores. En esta situación, es lógico que los sacerdotes jóvenes se rebelasen y soñasen con que la iglesia se separase del Estado.

 

La convivencia con la dictaduria la convertía en odiosa ante el pueblo y la invalidaba para anunciar el Evangelio. Por otro lado, la critica marxista y el anticlericalismo habian sensibilizado a los elementos más dinámicos de la iglesia, quienes vieron con ojos nuevos que la preocupación por el bienestar de la gente “aqui en la tierra” es un valor que deriva de lleno de la fe. Ya en los años de formación en el seminario los futuros sacerdotes habian bebido en la teología avanzada de la Europa de entonces; teólogos de la categoria de Congar, de Shillebeek, de Karl Ranher, de Gustave Thills sentaban las bases de la renovación ecclesial, que cristalizó en el concilio Vaticano II.

 

En Barcelona esta corriente progresista hallo eco, sobre todo, en los llamados sectores obreros, que darian origen a las denominadas Comunidades Populares. Estos sectores se encontraban en los suburbios de Barcelona como Pueblonuevo y Nou Barris, y en ciudades como Sabadell, Terrassa y Santa Coloma, donde se encuentra el barrio FONDO.

 

-BARRIO FONDO

 

El barrio era un espacio caótico que se iba llenando de casas. El terreno no estaba urbanizado. A mediados de los años sesenta habia aun una gran cantidad de solares sin edificar, algunos cerrados con tabiques de ladrillo, pero la mayoría conservaban la rusticidad de un terreno otrora agrícola, abandonado a un proceso de suburbanización. El fondo era un descampado en el que se perfilaban las calles y en el que abundaban las cosas pequeñas, construidas por los mismos moradores, casitas de factura pobre, de una o dos plantas, muchas de ellas sin rebozar.

La mayor parte de los nuevos vecinos procedian del sur de España, particularmente de Andalucia. Eran familias del campesinado pobre que hallaron en la emigración una puerta para escapar de la pobreza y conseguir un futuro mejor. En un breve lapso de tiempo pasaron del campesinado al proletariado. Muchos de ellos encontraron el primer trabajo en la construcción, de aprendices de paleta o manobres.

 

La emigración fue una experiencia dura, quienes dejaban el pueblo se quejaban del mundo en el que habían crecido para afrontar un futuro incierto. Allí qudaban sus familiares y sus muertos. Eugenio Madueño evocó esa historia en el guión autobiográfico del comic Historia de l’Anna a Santa Coloma, editado por el Ayuntamiento en 1983, con ilustraciones de Joan Aliu.

 

El compromiso de la parroquia hacia el barrio se vio facilitado por la proximidad fisica y humana del Centro Amigos del Fondo. De hecho, fue la parroquia la que impulsó su fundación, llevando a la práctica las directrices adoptadas por las nuevas parroquias.

El primer centro social que se creó fue el del Raval, promovido por la Josep Esquirol. Este tipo de centros se acogía a Cáritas, la obra social de la iglesia, que los cubría de una cierta legalidad, con lo cual podrian desarrollar actividades que se salian del ámbito religioso y pastoral, el unico que la administración reconocia a las parroquias. Esquirol escribió en los estatutos del centro que su finalidad era “fomentar el espiritu de justicia, de verdad y fraternidad”, expresiones con las que camuflaba unas actividades sociales que el gobierno hubiese calificado de políticas.

Cuatro años despúes, en 1972, se inauguraba el centro amigos del fondo, con local en el número 62 de la calle Beethoven. Con su apertura se hacia más facil en el barrio la separación de las esferas religiosas y social en el que muchos se movian.

 

En fondo es muy comun cruzarse con un grupo de niños chinos saliendo de la escuela Beethoven hablando catalán. Y más de uno ha rebautizado la plaza del Rellotge con el nombre de la cosmopolita plaza Jemaa el Fna de Marraquech. Lo cierto es que Santa Coloma es una de las principales ciudades metropolitanas acogedoras de inmigrantes. En el 2002 tenia empadronados 6.447 extranjeros, que representaban cerca del 6% de la población. En ciertos barrios se concentran hasta el 10%, como en el Fondo, donde uno de cada diez vecinos es extranjero. Porcentaje similar al de Barcelona (10.7%) y el de El Hospitalet (8.4%). Vienen por el precio asequible de los pesos, a pesar de su mal estado, que se encuentran en zonas degradadas, en las que el Ayuntamiento ha empezado a actuar para que no se conviertan en guetos. La novedad es que la llegada de extranjeros ha sucedido en solo tres años y ha provocado cambios en la cotidianidad, que a la ciudadanía le cuesta encajar, y con el idioma como gran barrera.

Para evitar la fractura social, Santa Coloma se ha implicado de lleno en gestionar el fenómeno migratorio. En verano del 2002 se presentó la estrategia para desarrollar el Plan para la Convivencia Intercultural, el primero de la comarca, que incluye unas 50 acciones en todos los ámbitos que la integración sea dialogada.

Es un proyecto consensuado con las entidades y su objetivo es la convivencia sin cambiar a nadie, y para alcanzarlo la escuela es la clave. Se desarrollará en 10 años, puesto que este es el tiempo que necesita el Ayuntamiento para trabajar de forma específica el fenómeno migratorio. Así pues, en el 2010 tiene que estar consolidado el Nuevo modelo social que ahora se está configurando, asegura Esperança Esteve, responsible del plan. Será –añade- un proceso muy dinámico e intensivo y quizas a veces conflictive, requiere unos 370 000 euros, sin contra la economía y la vivienda. Por lo tanto es vital la financiación de las administraciones, que han dejado demasiado desamparados a los ayuntamientos.

Para dar respuestas, el proyecto se ha dotado de instrumentos, como el Observatorio de la Immigración. A través de él se ha constatado que la población magebrí está en el primer puesto del ranking de nacionalidades extranjeras más representatives (38%) y ahora crece el reagrupamiento familiar, que se refleja en la matriculación en las escuelas. La segunda nacionalidad más numerosa, la china (19%), ha crecido por los empadronamientos. La mayoría provienen de Qintian, una ciudad de medio millón de habitants de la provincia de Zhejiang. La tercera comunidad es de Ecuador, que se ha desplazado a Bangla Desh.

De hecho la población latinoamericana es la que está creciendo más. A la vez, su nivel de asentamiento es importante y una prueba es que Santa Coloma ya tiene casi un centenary de locales comerciales y socioculturales abiertos por familias inmigrantes. Las comunidades más activas son la china y la pakistaní.

El reto de todos es que las segundas generaciones de immigrantes se sientan plenamente colomenses.

 

 

Leave a Comment