El Fondo se aleja del Chinatown

Josep Playà Maset/Barcelona/La Vanguardia/2008 

El Fondo, -distrito VI en el argot municipal- es un barrio limítrofe con Badalona, que creció en los años sesenta. Entonces se pobló de inmigrantes andaluces y extremeños y en sus calles desniveladas surgieron casitas de la noche a la mañana. Consolidada la democracia, a principios de los noventa, llegó una primera oleada de inmigrantes marroquíes que ocupó los pisos más depauperados, y poco después dejaron paso a los chinos. Más recientemente han llegado nuevas oleadas de asiáticos, pero también de ecuatorianos y bolivianos. Prácticamente el 40% de los 17,382 habitantes del Fondo son de origen extranjero.

 El proceso migratorio del Fondo se asemeja al de los otros barrios como Llefià, la Salut o La Pau, en Badalona; la Mina, en Sant Adrià; Sant Cosme, en El Prat de Llobregat, o Sant Ildefons, en Cornellà.

Los chinos son mayoritarios en el Fondo, con cerca de dos mil habitantes, sobre un total de 4,401 que viven en Santa Coloma. No hay en toda Catalunya otro barrio donde casi el 12% de su población sea de origen chino. Pero desde hace dos años se ha frenado su llegada y quienes lo hacen es por reagrupación familiar; son los hijos y los padres de esos pioneros. Por esta razón, su peso real en el barrio ha disminuido e incluso algunos se han desplazado a otras ciudades del entorno.

 Aunque de vez en cuando algún suceso salpica la tranquilidad del Fondo, lo cierto es que en el barrio, pese a la explosiva mezcla de procedencias, no hay especiales problemas de convivencia ni bolsas de gran marginalidad.

Santa Coloma tiene 135 comercios regentados por chinos

Hace tres años en el Fondo se empezó a bromear con la posibilidad de instalar un portal de entrada como lo hay en el Chinatown de Londres, Nueva York u otras grandes ciudades. Desde el Consistorio la iniciativa nunca se vio con agrado. Tampoco por parte de otros colectivos de inmigrantes.

“Quiero aclarar que nunca lo hemos pedido. Ni antes ni ahora. Chinatown es una marca y en todo caso con el paso del tiempo saldrá por sí sola. Y para Santa Coloma podría ser positivo, sería un atractivo en una ciudad que no tiene tantos”, dice Ye Jin Yun, que se hace llamar Chang, y desde el corazón del barrio, en la calle Bruc, gestiona una Asociación de Empresarios y Trabajadores Chinos que se ha visto debilitada por la aparición de la asociación Fondo Comerç.

Actualmente en Santa  Coloma hay 135 comercios regentados por chinos, el 75% de los cuales  son del barrio del Fondo. Predominan los bazares, locutorios, tiendas de ropa y bolsos, bares y restaurantes. En la oficina de ocupación municipal han detectado, sin embargo, que en los últimos tiempos algunos negocios, como el todo a cien, están saturados y por primera vez los chinos se reemplean en la construcción.

Chang cree que en los próximos diez años el 20% o el 30% de los bares y restaurantes que abandonarán los propietarios españoles se los quedarán ciudadanos chinos.

 

Leave a Comment